Preguntas Frecuentes Mujer Transexual

Aquí encontrarás respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes que nos hacen. Si quieres saber algo diferente ponte en contacto en consultas@institutojesuslago.com y te responderemos lo antes posible.

Son diferentes técnicas que se aplican en diferentes casos, siempre con la evaluación previa del cirujano. La colovaginoplastia es una técnica un poco más compleja y con algo más de riesgo que se evalúa como segunda opción en casos de circuncisión del pene, intervenciones previas, micropenes, pero se obtienen resultados muy satisfactorios: una vagina de gran profundidad y abundamente lubricada.

Nuestro objetivo es que la nueva vagina tenga sensibilidad erógena tanto a nivel clitoriano como vaginal y perineano y que la paciente pueda mantener relaciones sexuales placenteras y experimentar el orgasmo.

Esta lubricación se va logrando a través del tiempo, a medida que la piel que recubre la nueva vagina se va adaptando a su nueva posición, más interna y de mayor temperatura, lo cual permite que los cambios epiteliales progresivos produzcan una secreción espontánea en un porcentaje de casos bastante elevados. Si esta secreción no es suficiente, siempre se puede recurrir a hidratantes ó lubricantes íntimos.

Las dilataciones son una parte muy importante en este tipo de intervenciones, nuestra recomendación es que se realicen durante por lo menos de seis meses a un año. A partir del año y en caso de que la paciente tenga relaciones sexuales estables, las dilataciones dejan de ser necesarias ya que siempre es mejor una penetración natural que una dilatación mecánica.

Nuestro consejo para tener la primera penetración es esperar por lo menos que hayan transcurrido tres meses desde la intervención, en lo posible que la pareja sea estable y que conozca la situación personal de la paciente. Es nuestra sugerencia para lograr una primera relación satisfactoria y placentera.

Evidentemente, el tiempo de espera para volver a practicar deporte dependerá única y exclusivamente del deporte que se quiera practicar y en general estos tiempos son siempre orientativos. Una vez intervenida la paciente, el cirujano irá determinando los tiempos en función de su recuperación ya que no todos los cuerpos son iguales.

La paciente deberá seguir bajo la supervisión de un endocrinólogo que seguramente irá modificando las dosis a la baja, pero la mayoría de las veces, el tratamiento hormonal es necesario de por vida. Nunca debe automedicarse ya que esta acción puede poner en riesgo su salud.

La vagina de una mujer transexual tiene características morfológicas específicas tales como la ausencia de útero, ovarios y cérvix, por lo que no está expuesta a las patologías ginecológicas habituales, pero sí deberá seguir revisiones rutinarias con el cirujano que ha practicado la intervención. Lo que si queremos aconsejar es mantener relaciones sexuales con protección ya que tanto una mujer transexual como una mujer CIS están expuestas al mismo riesgo de enfermedades de transmisión sexual.

El virus del papiloma humano puede integrarse también en el epitelio de la vaginoplastia y producir verrugas y cáncer.

Por otro lado la colovaginoplastia alberga mucosa colónica en su interior, estando ésta sometida al riesgo de cáncer a partir fundamentalmente de los 50 años.

Por los motivos expuestos, sí son necesarias revisiones pero por el profesional que haya realizado la cirugía o por un profesional con experiencia en personas trans. Las revisiones deben incluir vaginoscopia simple o por video-endoscopia en el caso de la colovaginoplastia.

En cuanto a las mamas, debemos decir que el cáncer de mama es muy poco frecuente en mujeres transexuales, pero el tratamiento hormonal puede producir cambios en la glándula mamaria por lo que sí aconsejamos realizar autoexámenes y mamografía asociada a ecografía como método de screening del cáncer de mama.

El hecho de que una mujer trans padezca cáncer de próstata, es raro. Debido al tratamiento hormonal que las pacientes reciben, la próstata va disminuyendo de tamaño considerablemente y acaba por atrofiarse. Recomendamos igualmente someterse a un exámen periódico del PSA a partir de los 50 años.

Aunque comparten características comunes, no es exactamente lo mismo. El pectoral de una mujer trans es más fuerte que el de una mujer cis, por este motivo, la prótesis debe colocarse un poco mas baja y ser muy cautos en el post operatorio para que ésta se mantenga en su sitio y no sea rechazada hacia arriba por el pectoral lo cual conduciría a un mal resultado estético.

Al menos se deberá poder alcanzar una profundidad de unos 15 cm medidos desde el introito vaginal. Si no se consigue mediante la vaginoplastia simple, entonces, deberá practicarse una colovaginoplastia, es una técnica más compleja y con mayores riesgos pero con resultados muy satisfactorios. No sólo se consigue profundidad con la técnica quirúrgica adecuada sino también con dilataciones, que son importantes también para mantener el canal vaginal.

Desde hace unos años estamos añadiendo la confección de mucosa interlabial, es decir la presencia de mucosa entre los labios menores para lograr un aspecto lo más natural posible de la vulva, y que ésta presente humedad no sólo dentro de la vagina sino entre los mismos labios menores. Esta mucosa se consigue conservando parte de la mucosa de la uretra.

La parte estética es tan importante como la morfológica y en una vaginoplastia van unidas. Siempre que realizamos una vaginoplastia intentamos conseguir que la morfología sea lo mas similar posible a la de una mujer cis y esto implica lógicamente una estética. Para ello debemos de analizar la confección de los labios menores, labios mayores, del prepucio del clitoris, de la orquilla perineal, del introito vaginal y de la mucosa interlabial.

Los mejores profesionales para su tranquilidad

El equipo del Instituto Jesús Lago está integrado por facultativos y personal sanitario con gran experiencia y cualificación y cuenta con un Centro de Apoyo de Cirugía Ambulatoria con equipos de última generación para el seguimiento de sus pacientes.
IMPORTANTE: La información contenida en esta página web es de carácter orientativo y general. En ningún caso pretende sustituir una consulta personal en donde se evalúe su caso en particular y donde se obtendrá un diagnóstico certero. Si lo desea puede pedir una consulta sin ningún compromiso para poder evaluar su caso. Nos preocupamos para que su información sea la correcta y si no comprende cualquier palabra o explicación no dude en ponerse en contacto con nosotros.
Última actualización / 7 de septiembre de 2020
ICOMEM
Clínica Fuensanta
Miembro SECE
Centro autorizado por la Comunidad de Madrid
Miembro SECO
Miembro SEEDO
AE Cirujanos
World Professional Association for Transgender Health
European College of Aesthetic Medicine & Surgery
Sociedad Española de Directivos de la Salud
International Federation for the Surgery of Obesity
Hotel Petit Palace Arturo Soria